Hipopresivos

Los hipopresivos o gimnasia abdominal hipopresiva son una serie de ejercicios basados en la técnica creada por Marcel Caufriez, fisioterapeuta belga.

Es un ejercicio postural cuyo objetivo principal es la disminución de la presión ejercida sobre la cavidad perineal (sobre el suelo de la pelvis principalmente), la abdominal y la torácica mejorando la tonicidad del suelo pélvico y la faja abdominal así como de la musculatura postural.

Todo ello se realiza a través del trabajo postural y el control sobre costillas y diafragma.

Está indicado para todo el mundo pero, como todo, hay quien le sacará más provecho porque lo necesita más.

Los trabajos sedentarios que nos obligan a permanecer horas sentados hacen que las costillas caigan sobre el abdomen dificultando su movilidad durante la respiración. También el diafragma (principal músculo respiratorio) queda demasiado tenso al adaptarse a la posición.

Todo esto empuja nuestras vísceras hacia abajo y afuera incrementando la presión intraabdominal y dentro de la pelvis.

Así lo hacen también los malos hábitos posturales.

También los ejercicios de fuerza como squats, deadlift… sobre todo con la aplicación de la técnica de Valsalva incrementan esa presión.

Este incremento de presión puede comportar: dolores de espalda, pérdidas de orina, hernias, prolapsos…

Así pues, es una buena estrategia compensatoria realizar trabajo hipopresivo si te encuentras en alguno de los casos indicados.

La mejora de la presión abdominal, pélvica y torácica se logra gracias al trabajo sobre el diafragma, la musculatura costal y la elongación de la columna de forma voluntaria. La mejora del tono de la faja abdominal y suelo pélvico  resultan de manera refleja, tal y como deberían actuar en nuestro día a día.

Las diferentes posiciones que se llevan a cabo implican:

  • un trabajo constante de los erectores espinales (músculos encargados de erguir la columna vertebral, alinear las vértebras y ayudar a reducir las presión sobre los discos intervertebrales).
  • Un ritmo y técnica respiratoria constante así como la posible realización de apneas.

Este tipo de ejercicios se llevan recomendando desde hace muchos años a las mujeres que han dado a luz para recuperar la activación de la musculatura. Pero dado sus beneficios cada vez han ido penetrando en más grupos de población, desde gente con dolores de espalda hasta atletas.

Entre los beneficios de practicarlos se encuentran:

  • Mejora del tono del suelo pélvico
  • Mejora del tono de la faja abdominal
  • Mejora de la postura
  • Reducción de dolores de espalda
  • Mejora de la movilidad de la columna
  • Mejora de la función respiratoria
  • Reducción del perímetro de cintura
  • Mejora en hernias (vertebrales, inguinales, hiato)

El trabajo hipopresivo puede ser una buena herramienta para compensar tanto entrenamiento hiperpresivo que realizamos en el box. Todo en exceso es malo. Hay que buscar la compensación. El yin y el yang del movimiento.

VEN A PROBAR GRATIS

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies